¿Qué es la Marea roja?


" La marea roja comienza cuando las personas desempleadas nos damos cuenta que nuestra situación no es temporal y tampoco lo es nuestra marginación.
Cuando percibimos que si nos movemos algo puede cambiar. Cuando nos damos cuenta que somos muchas y no tenemos nada que perder.
Cuando asumimos que tenemos mucho tiempo para actuar y ha llegado la hora de salir a escena. Que tiemble el sistema, pues la Marea roja a iniciado su marcha."

jueves, 23 de mayo de 2013

Comunicado ante el intento de la subdelegación del gobierno de hurta el debate sobre el desempleo


Ahora parece que lo han hecho en tiempo y forma y les vamos a permitir las concentraciones de dos o tres horas, pero en absoluto tienen que acampar porque la plaza no es sitio para acampar. Es un sitio de todos los ciudadanos y no pueden apropiarse de la plaza durante x días y acampar allí, Y eso no lo vamos a permitir.”
Estas palabras la pronunció el pasado miércoles el señor Alberto Martínez, subdelegado del gobierno en Alicante.
Pronunciaba estas palabras en la radio el mismo día en que nos enviaba la resolución que limita el derecho de reunión, a 3 horas diarias entre las 9 de la mañana y las nueve de la noche.
Pero ¿en que ley está escrito que una concentración solo puede efectuarse entre las 9 y las 21 horas?

¿acaso estamos en un estado de sitio donde se pueden prohibir las reuniones nocturnas?

La resolución del señor subdelegado es una clara limitación del derecho de reunión por razones ideológicas. Y tenemos el antecedente en las declaraciones de la delegada del gobierno en la Comunidad de Madrid, la Sra. Cifuentes, en las que afirmaba que el partido popular quería modular el derecho de reunión y manifestación. Palabras que el presidente de la misma comunidad, el señor Ignacio Gonzales considero como razonables.
Ante esta situación decidimos recurrir, ante la instancia competente, para intentar restablecer el pleno derecho de reunión. Y hoy viernes se celebra la vista en el tribunal superior contencioso administrativo sito en Valencia.
El interés de una concentración es el de lograr los resultados que busca y para ello plantea una forma de hacerlo. Una forma que se ajuste al problema que denuncia.
No es lo mismo luchar para denunciar la falta de un semáforo, en una pequeña calle, que pretender hacer visible y buscar soluciones a la precariedad y la marginación, a la ignominia de unas cifras de paro insoportables.
No es lo mismo una sentada de unas horas solicitando el semáforo, que una concentración permanente durante 18 días en la plaza de la Muntanyeta, para debatir el drama del desempleo y la pobreza.
Claro que no es lo mismo, como no es lo mismo el impacto público y mediático que pretenden lograr.
No es lo mismo, repetimos, la ausencia de regulación del tráfico anteriormente citada, que la denuncia de la situación a la que se ven sometidas 6.200.000 personas, y casi 3.000.000 de ellas sin ingreso alguno.
La situación del desempleo es lo suficientemente grave como para que una concentración que pretende debatir a fondo ese problema y buscar soluciones, porque las hay, sea permanente y dure 18 días, porque entre otras cosas la concentración pretende tener incidencia entre la ciudadanía, no pretende ser solo una foto en la prensa. ¿Y cómo tener incidencia? ¿Cómo abrir ese debate tan necesario que nos quieren hurtar? ¿Con una concentración esporádica de vez en cuando?
No! no es lo mismo
No es lo mismo enfrentarse a temperaturas tórridas
con un abanico que con un climatizador.
No! No es lo mismo

Por ello hemos planteado una concentración permanente, una concentración que llame la atención, que remueva conciencias, que despierte ideas y que permita a cualquier desempleado/a poder venir a informarse y opinar.

¿Tienen miedo de ello?

Estamos de acuerdo con el Señor Martinez, en que ningún ciudadano puede apropiarse de un espacio público, nada más lejos de nuestra intención. Una concentración permanente es un espacio abierto a la participación y al debate, a la reflexión y la solidaridad. Si el señor subdelegado está tan preocupado por la apropiación del espacio público debería de hacer algo con la situación de El Portal de Elche, sitio emblemático de esta ciudad, hurtado a la ciudadanía por una mercantil con su beneplácito y el de la alcaldesa.
Los desempleados/as estamos en una situación parecida a la de aquella persona que lleva a cabo una huelga de hambre. Y una huelga de hambre no se hace a tiempo parcial sino durante el tiempo suficiente como para recibir una respuesta. ¿Quién hace una huelga de hambre? Alguien que se encuentra en una situación sin salida y quiere llamar la atención sobre su problema.

¿Quieren a caso que nos pongamos en huelga de hambre?

Por otra parte, no está en manos del subdelegado de gobierno, ni de ningún gobierno que se llame democrático, permitir o no una reunión. El derecho de reunión es un derecho y solo puede prohibirse o limitarse cuando atente al orden público o ponga en peligro a personas o bienes.
Desde el colectivo Marea roja aseguramos que ninguna de esas circunstancias concurren y lo refrenda nuestra trayectoria. Todo lo alegado por la resolución son solo suposiciones e hipótesis que no se sostienen.
Queremos afirmar, por último, que además de luchar contra el paro y la precariedad, Marea roja-15M lucha a favor del derecho de reunión y no a favor del “paripé” que quieren imponernos.


Alacant 23 de mayo 2013. Marea Roja 

No hay comentarios:

Publicar un comentario