¿Qué es la Marea roja?


" La marea roja comienza cuando las personas desempleadas nos damos cuenta que nuestra situación no es temporal y tampoco lo es nuestra marginación.
Cuando percibimos que si nos movemos algo puede cambiar. Cuando nos damos cuenta que somos muchas y no tenemos nada que perder.
Cuando asumimos que tenemos mucho tiempo para actuar y ha llegado la hora de salir a escena. Que tiemble el sistema, pues la Marea roja a iniciado su marcha."

miércoles, 19 de marzo de 2014

Crónica de una jornada en las Marchas de la Dignidad

10 de Marzo. La columna de Alacant llega a Aspe
Las Marchas de la Dignidad salieron de Alacant el lunes 10 de marzo en dirección a Aspe, final de la primera etapa donde se unieron con la columna que venía de la Vega baja y Elx. El grupo de Alacant formado por 15 personas, tres de ellas de Marea roja (Victor, Jose y Paco), hizo la primera etapa acompañado de otras 35 personas que caminaron ese día. Las siguientes etapas permitieron comprobar la solidaridad de la gente al paso por los siguientes pueblos, Novelda, Elda, Sax, Villena, Caudete, Almansa y Chinchilla, así como el diferente recibimiento de las autoridades locales, buena por parte de las de Aspe, Villena y Chinchilla, y hostil por parte de las de Novelda, que impidió el paso de la marcha por dicha localidad, Caudete cuyo alcalde se enfrentó directamente con los marchantes o Almansa que se negó a ceder un espació para dormir, teniendo que rectificar a última hora ante la presión popular.
El Sábado 15 de marzo un grupo de Alacant, gente del 15-M y Marea roja, llegamos a Chinchilla para cubrir la etapa Chinchilla-Albacete y acercar de paso al compañero Alejandro que se incorporaba a partir de ese día a las marchas. Llevamos algunas pancartas sobre la Renta Básica y la Auditoria Ciudadana de la Deuda para hacer visible unas reivindicaciones iniciales que últimamente estaban siendo ninguneadas, pues parece ser que las urgencias electorales han vaciado de contenido a las marchas, el objetivo principal es, ahora, la dimisión del gobierno y la apertura de un proceso constituyente hacia la III república, algo que algunos que no compartimos.
La jornada se inició con un paseo o manifestación por el pueblo de Chinchilla de las cerca de 120 personas que a esa altura constituían la columna llamada del Mediterráneo, formada por gentes de las comarcas del sur del Pais Valencià y de la Región de Murcia, la mayoría de ellas salidas de las plataformas de afectados por la hipoteca. Una vez atravesado el pueblo se recogieron las pancartas y, escoltados por la guardia civil, se inició el camino a Albacete. Durante el recorrido fueron múltiples las muestras de apoyo de los conductores que se cruzaban con nosotros, la guinda la puso un convoy del AVE que hizo sonar el claxon al pasar a nuestra altura.
Antes de llegar a Albacete desplegamos las pancartas, a la entrada de la ciudad unas 300 personas nos esperaban con impaciencia para acompañarnos en los tres kilómetros que quedaban hasta la plaza de Altozano, lugar donde se encuentra el ayuntamiento, punto final de la caminata. El encuentro fue muy emotivo, plagado de aplausos y muestras de apoyo. Durante el recorrido por la ciudad fueron continuas las incorporaciones lo que transformó la columna, que a las afueras de Albacete estaba formada por algo más de 400 personas, en una manifestación de unas 2000 personas que recorrió e hizo vibrar las calles de la ciudad manchega.
Por la tarde, tras digerir el cocido manchego con el que nos agasajaron, se celebró una asamblea, organizada por las gentes de Albacete en la que se dio la voz a los diferentes colectivos participantes en las marchas, Victor que está andando desde el primer día me comentó que por fin se habían podido escuchar los argumentos a favor de la Renta Básica o de la Auditoria Ciudadana de la Deuda durante el recorrido.
La emoción durante todo el día estuvo a flor de piel, llegar a Albacete y ver el apoyo e implicación de una parte del pueblo me hizo sentir que debemos estar ahí a pesar de los intereses electorales cada día más palpables que rondan a las marchas, reivindicaciones como la Renta Básica y la Auditoria Ciudadana de la Deuda deben de hacerse visibles en ellas, deben de escucharse porque constituyen una salida real a la crisis que estamos enfrentando, a pesar de que a veces uno tenga la sensación de estar haciendo un trabajo baldío.

Os dejo con unas cuantas fotografías de la jornada. Un abrazo!
Chinchilla 9,30 mañana. Desplegando las pancartas antes de iniciar la marcha
9,45 comenzamos a andar por las calles de Chinchilla
11,15 una parada en el camino para reponer energía

13,45 nos acercamos a Albacete y desplegamos de nuevo las pancartas
Campañeras de la PAH de guardamar 
Entramos por las calles de Albacete y la columna crece a cada instante
Ecologistas en acción también participan en las marchas
Despues del cocido, un descanso en la plaza a la espera de la asamblea

Hoja informativa nº 18. ¿Por qué marchamos?

(La presente hoja repartida durante las primeras semanas del mes de marzo en la oficinas del desempleo recoge el manifiesto que el grupo coordinador pro marchas a Madrid, en el cual Marea roja esta participando desde el principio, elaboró por el mes de octubre del año pasado y que planteaba las marchas como algo amplio lejos del reduccionismo que en los últimos meses han ido quedando las marchas, cada vez más vacias de contenido, debido a las urgencias electorales de algunos. Un abrazo, la redacción)


¿Qué hacemos aquí? ¿A qué hemos venido? 
¿Por qué marchamos?

Nos hemos puestos a caminar, marchamos a Madrid para defender aquello que es nuestro y está siendo atacado:

El derecho a vivir con dignidad.

Marchamos porque ya está bien de resignarse ante una realidad cada vez más cruel y dura.

La reforma del articulo 135 de la constitución supuso anteponer los intereses de los usureros, los intereses de la banca y el gran capital, a los intereses de la ciudadanía y la clase trabajadora. Con esa herramienta nos imponen la austeridad, nos imponen la miseria. Han decidido empobrecernos mientras llenan sus bolsillos con privilegios y beneficios a costa de nuestros derechos sociales, políticos y laborales.

Seis millones de parados y 600.000 hogares sin ingresos son el resultado. Los sueldos cada vez más bajos y el despido más fácil es la realidad que nos acecha. Las condiciones de trabajo más precarias y las pensiones en peligro es el futuro que quieren imponernos.

Cientos de miles de familias desahuciadas y millones de pisos vacíos perpetúan la injusticia. Cientos de miles de personas estafadas y los bancos rescatados con nuestro dinero es su receta para salir de la crisis.

Destrozan La Sanidad Pública. Privatizan e implantan el Copago. Perpetúan las listas de espera y excluyen a miles de personas de la atención sanitaria. Abandonan a las familias con personas dependientes y despiden a miles de sanitarios. Transforman el derecho a la salud universal y de calidad en un acto de beneficencia.

Estrangulan a la Universidad Pública e incentivan a la privada. Trasvasan dinero de la escuela pública a la escuela concertada (odian y eliminan la enseñanza en valenciano). Eliminan becas, recortan material, aumentan el precio de las matriculas.

Su lema es: “te curarás y te educarás dependiendo de la renta de tu familia”.

Y ahora, ante la legítima indignación social, pretenden reformar el código penal para criminalizar la protesta, para coartar y secuestrar la democracia.

Su “austeridad” consiste en sobres con sobresueldos y grandes beneficios para ellos, en empobrecimiento y muerte para nosotros. Su “austeridad” es eliminar nuestros derechos y aumentar sus privilegios .
Dicen que no hay otro camino, que la culpa la tiene la crisis y la deuda pública, pero ya sabemos que la crisis es una ESTAFA y que la DEUDA creció por salvar el patrimonio de los que se hicieron ricos con la burbuja inmobiliaria.

Ellos dicen: ¡AUSTERIDAD! Nosotros decimos: ¡DERECHOS!

Sabemos que nuestra pobreza es la fuente de su riqueza. Por ello debemos de decir BASTA. Debemos de responder con la movilización social y con la desobediencia civil si fuera necesario.

Es el momento de gritar.
¡NI DEUDA, NI RECORTES, NI REPRESIÓN!

Es el momento de luchar
¡POR UN TRABAJO DIGNO, POR UNA RENTA BÁSICA, POR UNOS SERVICIOS PÚBLICOS PARA TODOS!
JUNTAS PODEMOS. ¡SI SE PUEDE!


Renta Básica de las Iguales para combatir el heteropatriarcado capitalista

(Reproducimos el articulo de la compañera Rosa Zafra de Zambra Cuenca-Baladre publicado por la revista Clarión nº 38 del mes de marzo. Interesados ver enlace. Un abrazo, la redacción 




Renta Básica de las Iguales para combatir el heteropatriarcado capitalista

Cuando surge el marco teórico que dio a luz la Renta Básica de las Iguales, eran pocas las voces que se atrevían a hacer de la misma una punta de lanza para comenzar a romper el sistema o incluso una de las mil variadas formas de agujerearlo para mostrar tanto la debilidad, como la suciedad que conllevaba. Las que quedaban fuera del mundo laboral eran vistas como un mal menor por parte de las gentes de “a pie” y como algo necesario por el propio sistema que, desde los años 90, reconoce la inviabilidad para su sostenimiento del pleno empleo. Sin embargo estas pocas personas que, en unos casos, sometidas a esa exclusión del maravilloso mundo del empleo, en otros conscientes de la injusticia de la lógica neoliberal hacia las personas, plantean que la RBis es una herramienta fundamental para modificar las actitudes ante la imposición del empleo como el centro de nuestras vidas y trabajos; así mismo algunas compañeras de Baladre son capaces de vislumbrar lo que para las mujeres significaría una Renta Básica de las Iguales, un significado que por ende arrastraría a los hombres a entenderla y concebir un mundo nuevo no solo sin clases, sino también sin géneros ni construcciones sociales basadas en el sexo de las personas.
La Renta Básica de las Iguales la entendemos como un medio, nunca como un fin (de ahí lo de “y mucho más”) de distribución de la riqueza de forma equitativa mediante un “salario” suficiente, personal, universal y sin contraprestaciones que ayude a las sociedades a avanzar hacia una organización donde lo colectivo prime sobre el individualismo actual. (No perdamos nunca la perspectiva de que vivimos en una sociedad monetarizada, que pretender modificar las relaciones económicas de la noche a la mañana es difícil, sin embargo es lo que se pretende)
En este sentido, desde el punto de vista de género, la entendemos como una herramienta esencial pues:
  • cuestiona el papel central que juega el empleo en el marco capitalista, destacando su incapacidad para garantizar unas condiciones de vida digna y en libertad que se supone se garantizan tanto en la Declaración de los Derechos Humanos como en las constituciones de los países “democráticos” incluido el nuestro; el acceso de las mujeres al mundo laboral fue una reivindicación del feminismo en épocas pasadas, su defensa y mantenimiento sigue siéndolo hoy día, y por eso mismo conviene recordar en qué condiciones se han incorporado las mujeres al mundo laboral: brecha salarial, techos de cristal, despidos, parcialidad-precariedad salarial, dobles e incluso triples jornadas pues no existe corresponsabilidad en los cuidados ni en las labores domésticas…trabajos estos últimos que el capitalismo ha obviado como importantes y por ello ha relegado a la esfera de lo privado asignándolo a las mujeres;
  • esta idea entendemos que entronca con los planteamientos de la economía feminista, crítica con la consideración del mercado/empleo/trabajo asalariado como elementos privilegiados en el análisis económico clásico, recorte epistemológico que obedece a una visión androcéntrica de la ciencia económica y que obvia las actividades que tienen lugar en la esfera privada o en otras en las que no media un intercambio monetario (voluntariado, trabajo comunitario, etc.), aunque estas generan bienestar, una vez que se dirigen a satisfacer las necesidades de las personas, y por ende, también generan riqueza;
  • además para la economía feminista, las relaciones de género, conectadas a otros ejes de poder y opresión (clase, etnia, identidad u orientación del deseo, etc.), atraviesan el sistema económico dando lugar a la pugna de dos lógicas contrapuestas: por un lado la lógica del Capital y los mercados, que opera bajo el principio de la acumulación de beneficios; y por otra la lógica de los cuidados, que tiene como finalidad sostener la vida, satisfacer necesidades y generar bienestar;
  • por otro lado, entendemos que una vez todas las personas tengan acceso a una renta que les proporcione lo básico para la vida, algunas verán en ello una forma de romper los vínculos que las mantienen junto a hombres que las han venido machando con su ejercicio del poder a través del salario; mujeres que se liberan de la sujeción que la precariedad que les imponía;
  • así mismo la facilidad que encuentra el sistema para encontrar mano de obra precaria, mal asalariada con contratos parciales pero eternas jornadas pasaría a formar parte del pasado, las mujeres no estarían tan dispuestas a aceptar estas condiciones, los hombres tampoco pues la RBis proporciona un colchón económico que permite negociar otras condiciones laborales sin la angustia que en muchas ocasiones ha generado la falta de recursos; e incluso ¿por qué no? ¡cuántos hombres no renunciarían a largas jornadas fuera de casa para permanecer en ella dedicados a los cuidados! “ Se atacaría de lleno a la ideología del patriarcado que reduce la función en la vida de las mujeres a parir y criar hijos, dado que con la experiencia que ya poseen las mujeres de vivir el conflicto entre patriarcado y el capitalismo junto con la RB ayudarían a fomentar una autonomía personal de las mujeres, que es la base por otro lado de la destrucción del patriarcado” (1)
  • (…) supondría pues el “desmantelamiento del modo de producción patriarcal, ya que se podría romper con el concepto de madre política, en tanto en cuanto existiría la posibilidad de tener criaturas y de educarlas al margen del mercado laboral (…) se van destruyendo las bases del trabajo reproductivo y la reproducción del sistema capitalista, al no parir criaturas cuya función en la vida pasara necesariamente por suministrar mano de obra al sistema” (2)

Son pues estas cuestiones las que nos proporcionan las claves para defender la Rbis como una herramienta complementaria en la lucha de los feminismos y las que nos han empujado desde hace años a defenderla como tal incluyendola siempre en nuestras agendas de acciones, encuentros y asambleas.
Por último recogemos las siguientes palabras que la Plataforma contra la exclusión de Barakaldo ofrecían en 2001 en el marco del Seminario “Mujer y Renta Básica” en Paterna, Valencia: “la RB no va a emancipar de un día para otro a las mujeres, pero si irá creando una verdadera cobertura social para el cambio”, un cambio en las relaciones personales que consideramos pasa por la eliminación de los géneros y roles de construcción social, un cambio en el que nuestros compañeros se sentirán igualmente identificados y emancipados.

Para saber más os recomendamos entrar en:

1 “Renta Básica: una alternativa a la feminización de la pobreza” charla recogida en el Seminario “Mujer y Renta Básica” de noviembre 2001 en el Barrio La Coma de Paterna, Valencia
2 Idem