¿Qué es la Marea roja?


" La marea roja comienza cuando las personas desempleadas nos damos cuenta que nuestra situación no es temporal y tampoco lo es nuestra marginación.
Cuando percibimos que si nos movemos algo puede cambiar. Cuando nos damos cuenta que somos muchas y no tenemos nada que perder.
Cuando asumimos que tenemos mucho tiempo para actuar y ha llegado la hora de salir a escena. Que tiemble el sistema, pues la Marea roja a iniciado su marcha."

jueves, 15 de diciembre de 2016

Campaña de apoyo a Diego Lores. No más montajes policiales

Los montajes policiales campan a sus anchas, muchos de ellos, por suerte, se volatilizan en los juzgados y no llegan a donde querían llegar, pero el daño causado por el camino es importante, daño que solo puede ser reparado con el apoyo a las personas afectadas. Esperemos que el montaje sobre Diego también se volatilice y las heridas sufridas se curen con el apoyo y los cuidados de sus vecinas y de otras personas que se lo brindemos. Aquí está nuestro apoyo, el de la gente de la Marea roja Alacant y esperemos que el de muchas más. Un abrazo. La redacción.
A continuación transcribimos el manifiesto de apoyo y quien desee apoyarlo nos mande un correo a marearojalacant@gmail.com




Llegó el día...
El 17 de enero de 2017 juzgan a Diego por una supuesta agresión a un policía municipal con resultado de lesiones. La pena a la que se enfrenta es de 3 años y medio de cárcel, junto a una responsabilidad civil de 30.355,84 euros.
El hecho que se juzga ocurrió hace dos años, cuando parte de las vecinas del barrio vigués de Coia con apoyo de gentes llegadas de otros barrios, se echó a la calle para protestar por otro (ya iban varios) proyecto megalómano y esperpéntico promovido desde el Concello de Vigo: la colocación de un barco de alto valor histórico en una rotonda del barrio.
Esta actuación no sólo es paradigma del pailanismo urbanístico que se está extendiendo por la geografía viguesa, sino que es -y así fue percibida por las vecinas- un insulto, una provocación en toda regla. No hay dinero para pagar ayudas de emergencia, alquileres o recibos de luz de la ciudadanía empobrecida, pero sí para instalar un barco en una rotonda.
Teniendo siempre por bandera la no-violencia, la resistencia pasiva y la desobediencia pacífica, se paralizaron las obras. Las fuerzas de orden público intervinieron,y comenzaron a llegar las multas y las detenciones: tras Xurxo, fue el turno de Diego. Ahora, dos años después, dará comienzo su juicio.
En la instrucción del procedimiento fue tal el cúmulo de contradicciones e incongruencias por parte de la acusación particular, que la propia fiscalía, en dos ocasiones, rechazó formar parte del proceso. De este modo, el día 17 de enero no habrá acusación pública (el ministerio fiscal no aprecia indicios de delito, pese a todo lo manifestado desde el gobierno municipal), sólo acusación particular: la Policía Local.
Lo que nosotros gritábamos hace dos años, lo seguimos gritando ahora: nuestras armas son la razón, las ansias de justicia social, la utopía de un mundo mejor. No necesitamos ni de la fuerza ni de la violencia. Y lo gritamos fuerte y claro. Nos sentimos muy orgullosos de Diego, una más de tantas personas que día a día nos demuestran como no sale gratis salirse del rebaño.
La denuncia de las injusticias de este sistema, la contestación social, la protesta, son perseguidas y criminalizadas, pese a que nuestro ordenamiento jurídico diga lo contrario. Y Diego siempre fue una de las caras más visibles de la lucha de la rotonda de Coia, por lo que creemos que su procesamiento no es casual. Pretenden que pague por todas las vecinas, para que quede claro qué sucede con las voces disonantes.

 Por todo esto, los abajo firmantes manifestamos nuestro apoyo a Diego ante el proceso que está cerca de comenzar, solicitando su libre absolución. Sabemos de su inocencia, y afirmamos nuestra decidida apuesta por la desobediencia pacífica y la noviolencia como herramientas de trabajo en la lucha por una sociedad basada en la justicia social y la igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario